martes, 20 de enero de 2009

Momentos


Hace quince años cuando compramos esta casa mi madre me criticó, me dijo que era un ranchón viejo y demasiado caro para lo que era, pero lo cierto es que desde que entré en ella, fue como si en otra vida ya hubiera vivido aquí y además, hubiera sido muy feliz.

Lo cierto es que cada día en algún momento, por más mínimo que sea, siento un corrientazo de felicidad y plenitud que me transmiten estas paredes viejas y ese jardín pequeño y frondoso, sin ir más lejos, esta mañana cuando muy tempranito entré en la cocina a preparar el desayuno de los niños vi una luz amarilla y candente que se colaba a través de las hendijas de la puerta del comedor, me llamó la atención y cuando empujé la puerta batiente me quedé extasiada... la luz del amanecer entraba directo por la vieja ventana y se reflejaba en las paredes amarillas dándole una calidez sobrecogedora, el techo de listones de madera blanca a dos aguas le daba una sensación de... hogar. 
Son esos momentos en los que me digo que Dios de alguna forma existe y esta presente ahí, tomándose el café de la mañana.  Ese es el Dios que me gusta, no el crucificado sangrante que me dice que esta clavado en la cruz sufriendo por mi para que yo me salve del infierno, pero ese es otro tema.

Agradezco esos instantes que son bálsamo para el alma y me conectan con lo bonito de la vida.

1 comentario:

Saldivia dijo...

Un amante de la nueva era diria que has tenido un momento de revelacion, un Hinduista, que alcanzaste el nirvana... yo creo que una de las funciones mas nobles de la arquitectura y del oficio de la construccion es propiciar ese tipo de momentos magicos en las obras. Eso es muy dificil de lograr en, digamos, un megabloque de apartamerntos tipo cajita de fosforo. Y por eso muchas familias sustituyen el brillo del sol por "adornos" de oropel, el paisaje por calendarios predecibles y afiches de pin-ups descaradas, el viento por ventiladores o aires acondicionados y el confort por la acumulacion de objetos innecesarios.

Pero que dicha que tu puedas tripearte tu casa de esa manera, ademas tienes el componente mas importante para poder hacerlo: La sensibilidad y la actitud adecuada.

Disfrutala!